Odontología sin metal:

La Odontología sin metales supone una tendencia importante en la odontología moderna que
persigue diferentes OBJETIVOS:

  • – mayor biocompatibilidad
  • – mayor estética
  • – no producen las decoloraciones o tonalidades oscuras de los metales
  • – no existe la corrosión que sufren los metales en la boca
  • – no transmiten la electricidad, ni temperatura
  • – no producen el efecto antena de los metales con las radiaciones electromagnéticas y teléfonos móviles.

En este sentido la literatura científica muestra que el Mercurio, agente altamente tóxico, esta directamente relacionado con alteraciones del Sistema Nervioso Central.

Todos los metales sufren más o menos corrosión en la cavidad bucal.

Los efectos inmunológicos de los metales –ALERGIA– ocurren como consecuencia de una exposición continuada a concentraciones habituales bajas de los metales (también la pueden producir los niveles altos tóxicos) y se manifiesta solamente en una parte de la población, ya que la reacción alérgica –inmunológica– sólo se da en personas inmunológicamente predispuestas, en la mayoría de los casos debido a condicionantes de tipo genético.

Tanto en las obturaciones como en las pròtesis libres de metal evitamos los problemas que hemos mencionado.

En la odontología moderna perseguimos la realización de prótesis 100% sin metales.